La Moneda de Pérez

Tradiciones Maravillosas




Algunas viejas y sabias tradiciones nos vuelven niños de nuevo y por eso no deberían perderse nunca. La magia de los Reyes Magos y del Ratón Pérez destacan entre todas.


Nada es comparable para un niño a la noche del 5 de enero o la brillante ilusión que supone depositar su diente de leche recién caído bajo la almohada.


Y aún siendo la tradición del Ratoncito Pérez tan difundida y continuada como la primera, sus raíces son quizá, menos conocidas. Para asegurar su continuidad y para que se perpetúe de padres a hijos como ha venido haciéndolo hasta ahora, queremos hablarte de su origen.


 

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información